Uncategorized

Mi perro tiene que perder peso. Perros y las dietas de adelgazamiento.

Frecuentemente los clientes de las Residencia Canina y Felina Las Brañas me consultan y preguntan por el sobrepeso de su mascota. Los comentarios suelen ser del tipo: “por mucho que lo intento mi perro no adelgaza”, “mi perro no hace mas que pedirme comida”.

Todos los dietistas, veterinarios y nutrólogos afirman lo mismo: si el ser vivo engorda es porque entra mas de lo que se gasta y si el ser vivo adelgaza es porque se gasta mas de lo que entra. Es así de simple.

Por lo tanto para que nuestra mascota adelgace tiene que entrar menos alimento del que desgasta.

Simplificando, el desgaste se produce por dos razones: lo que se gasta “en vivir” y lo que se desgasta “haciendo ejercicio”.

Pequeño manual para que nuestra mascota adelgace:

  • Acostumbrarle a no estar en la cocina mientras se cocina y acostumbrarle a no estar en el comedor mientras se come. O por lo menos que no pida comida mientras está en cocina y comedor.
  • Pesar a nuestra mascota o con la bascula de personas de casa cogiéndole en brazos o en tu clínica veterinaria (prácticamente todas las clínicas tienen bascula).
  • Empezar con una ración diaria de comida, repartida en tres tomas. Empezar con la dosis recomendada por el fabricante del pienso para la raza, peso y edad de nuestra mascota.  Se pesa la ración en una bascula de cocina (las basculas digitales de cocina son muy económicas). Se puede pesar todos los días o una vez pesado échalo en un vaso o recipiente para ver cual es su volumen.
  • Una semana después volvemos a la bascula y observamos si nuestra mascota a subido, bajado o está estable de peso.
  • En consecuencia subimos o bajamos la dosis de comida durante la semana siguiente. (+/- 20% o +/- 30%)
  • La dosis diaria es mejor repartirla en dos o tres tomas para disminuir la ansiedad.

labrador obeso

Observaciones:

  • Si nuestra mascota está muy obesa y por ejemplo está comiendo 1.000 Kcalorias/día y con está ración tu perro engorda o no baja de peso. Y su ración de mantenimiento es de 750 Kcalorias/día, es muy probable que para adelgazar necesite 500 Kcaloras /día. Es decir la mitad de lo que comía cuando no estaba a dieta.
  • Los piensos Light nos pueden ayudar pero no son la la panacea, incluso si les damos pienso light hay que bajarle la ración a nuestra mascota.
  • Existen piensos en el mercado que son “ultra light”, es decir, muy bajos en calorías  como por ejemplo el R/D de Hill´s que nos pueden ayudar a adelgazar a nuestra mascota.
  • Es evidente que hacer mas ejercicio con nuestra mascota nos ayudara a mantenerla en peso. Pero si nuestra mascota está muy obesa hacer ejercicio muy intenso podría ser perjudicial. Es recomendable primero hacerla bajar un poco de peso y luego empezar con un ejercicio moderado.
  • También es necesario indicar a todos los miembros de la unidad familiar que no den extras ni chuches a los perros.
  • Tener en cuenta que si nosotros, por ejemplo, pesamos 70 Kg nos comemos 3 galletas diaria y a nuestra mascota de 10 kg le damos tres galletas diaria es como si la estuviéramos dando 21 galletas, lo cual evidentemente engorda. Así que mucho cuidado con las chuches.
  • Si nuestra mascota está muy obesa y tiene mucho sobrepeso, el proceso de adelgazamiento nos puede llevar medio año o un año.
  • Sin embargo, si nuestra mascota es muy activa con un metabolismo rápido en una semana o dos puede pasar de delgada a gorda o de gorda a delgada.
  • La ansiedad que siente el perro por la disminución de ingesta suele desaparecer al cabo de una semana.

galgo_espanol3

  • Si vuestra mascota tiene un problema sanitario o metabólico habrá que seguir las indicaciones concretas del veterinario. Por ejemplo, un perro con problemas locomotores (displasia) debe de estar un pelín delgado.
  • Hay que tener en cuenta la raza de un perro, un labrador debe de estar ligeramente gordo a ojos de un profano y un galgo debe de estar delgado a ojos del profano. En un galgo si se ven un poco las costillas, no pasa nada. Y si a un labrador tiene poca cintura no pasa nada. Se les pasara la mano por las costillas y la zona renal  y se evaluará la capa de grasa en estas zonas para ver si está delgado o gordo. Esto es muy importante en perros muy peludos donde la masa de pelo nos puede hacer pensar que está gordo y ser justamente lo contrario.
  • Hay que tener especial cuidado con algunas razas de perros que tienen mucha tendencia a la obesidad. Por ejemplo los Corgis

pembrokewelshcorgi10

Espero que estas pequeñas indicaciones sean de ayuda y como siempre: ¡en caso de duda consultad con vuestro veterinario!  Opiniones y preguntas son bienvenidas.

Saludos y ladridos: Juan H. Koers

Categorías: Cuidados, Cuidados veterinarios, Manejo, Residencia canina y felina Las Brañas, Uncategorized | 2 comentarios

¿ Sonríen los perros?

La respuesta es si, pero no.

Algunos perros por imitación de los humanos esbozan una especie de sonrisa. Los perros que “sonríen”  son los que mantienen un contacto muy estrecho con las personas y tienen la capacidad de imitar algunas de nuestras expresiones.

Para los legos en perros esta sonrisa parece amenazante, pero se distingue fácilmente por el lenguaje corporal de perro, como se ve muy claro en el vídeo de abajo.

No es una verdadera sonrisa, es una imitación de la sonrisa humana, los perros tienden a hacer lo que creen que a sus dueños les agrada. 

Perros que “sonríen”.

En el vídeo de abajo el perro esta mucho mas confuso y mezcla “la sonrisa” con un gruñido. El dueño del perro le pide al perro que sonría y el perro lo mezcla con gruñidos, lo que demuestra una vez mas que el perro tiende a hacer lo que él cree que le agrada al dueño.

Saludos y ladridos:

Residencia Canina y Felina Las Brañas

Juan H. Koers

Categorías: Cuidados, Manejo, Residencia canina y felina Las Brañas, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Perros muy tragones.

Algunos de los perros que vienen a La Residencia Canina Las Brañas engullen la comida con excesiva rapidez.

Estos perros se comen el pienso a bocados muy grandes, muy deprisa y sin salivar la comida.

El resultado de esto es que en unos pocos segundo dan una arcada y regurgitan toda la comida.  Como a nuestra mascota no le ocurre nada, a parte de su ansiedad comiendo, inmediatamente se come el devuelto. Con gran cara de asco por parte de la mayor parte de los dueños.

Esto tiene una serie de inconvenientes para nuestra mascota:

  • Peores digestiones, peor aprovechamiento del pienso y heces peor formadas.
  • Al no morder el pienso, no se limpian los dientes y eso implica hacer limpiezas de dientes mas a menudo.
  •  Algunas mascotas se acaban irritando garganta y esófago.

Cuando nuestra mascota es tan tragona los dueños de las mascotas llegan a pensar que su perro tiene un problema de garganta o de estomago.

Soluciones:

  • En la residencia la solución mas sencilla es hacer una sopa con el pienso y repartir la comida en dos tomas.  No hay que dejar el pienso metido en agua mas que unos segundos y no mas tiempo. Si dejamos el pienso mas de unos segundo, este empieza a absorber agua, se hincha y se hace una pasta espesa y esto no es lo que perseguimos.

Pienso de perros con agua a modo de sopa, para perros muy tragones.

  • La segunda solución es comprar un comedero especial con el cual le sea imposible comer deprisa. Son comederos con “bultos” que le obligan al perro a comer despacio.

Comedero comercial para perros tragones.

Como podéis leer, otro problemilla que se soluciona con manejo.

Saludos y Ladridos 🙂

Juan H. Koers

Categorías: Cuidados, Cuidados veterinarios, Manejo, Residencia canina y felina Las Brañas, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.